Pintura y Arte

Nos expresaremos por y para ti

Tu historia como jamás será contada.

Los procesos pintóricos no albergan simplemente una imagen o un concepto, son mucho más que un retrato o una simple obra. Recogen hechos o temas, despliegan una narración o desarrollan un tema de una manera mucho más comprometida. Es un concepto original de Cayetano Lledó y se realiza en taller exclusivamente por encargo.

Algunos temas frecuentes son la historia de una familia, hechos y vivencias personales, momentos clave de la historia de una empresa o de una pareja, descripción pictográfica de un árbol genealógico, relaciones entre personas o grupos. Pueden relatarse los éxitos de una carrera profesional, o describir lugares, etapas de la vida, componer mapas de emociones, etc.

Los procesos pictóricos narran y desarrollan un tema elegido por el cliente. Además del tema y del desarrollo, otras características de la obra también pueden ser acordadas previamente como los materiales de la obra, las dimensiones o el tamaño total de los lienzos que componen el proceso, las técnicas que se emplearán o su finalidad. Los puntos clave de la historia que será narrada pictográficamente pueden ser contados de manera fiel a los hechos reales, o a los recuerdos y sensaciones que compongan la narración.

Los materiales empleados para la obra pueden ser los tradicionales, como la pintura o los pigmentos propios de la pintura. Pero pueden añadirse muchos otros elementos relacionados con la narración como tierra del lugar narrado, hebras de las prendas de una persona, etc.

Esta característica que dota de un caracter mágico-simpático a la obra, podría llegar a transformar el encargo por entero. En algunos casos suponen todo un ritual iniciático y transformador para quien recibe la obra acabada. Los materiales pueden acercar el acabado a diversos estilos, arte povera, trampantojos… y llegados a extremos, llegar a componer auténticas pieza de joyería parietal si se emplean elementos como metales preciosos, polvo
de plata o panes de oro en los lienzos.

Los procesos pictóricos son obras compuestas generalmente por varios lienzos, ya que el proceso exige plasmar más información que una obra normal, que generalmente cabría en un único lienzo. El tamaño de la obra dependerá de las necesidades tanto de la narración como de otros aspectos y puede ser pactado con el artista, dependiendo de las necesidades o apetencias del cliente. En su desarrollo pueden emplearse todo tipo de recursos, como iconos, símbolos, imágenes, códigos de formas o colores. Además la obra puede ser realizada en clave figurativa, realista, abstracta… la posibilidad de combinaciones diferentes a emplear crean un abanico muy extenso de soluciones.

También es posible a mayores componer un libro o cuaderno, recogiendo las partes de todo el proceso creativo y de sus significados: desde los bocetos iniciales, su orden y su evolución en la obra y en el proceso, notas explicativas, hasta el desarrollo de cada parte, las motivaciones y los significados, redactar un análisis de crítica artística situando la obra en un contexto, etc.

Si desea contratar este servicio para su evento o celebración, contacte con nosotros y le atenderemos en la mayor brevedad posible.

Algunas de las necesidades y posibilidades del proceso pictórico son:
– Elección de un tema por parte del cliente.
– Escoger una finalidad o finalidades para el proceso:
fines educativos y/o pedagógicos, finalidad mágico-simpática, valor protector, narración, perpetuar y enaltecer la historia narrada…
– Escoger materiales posibles que compondrán la obra:
pintura y pigmentos, trampantojos y materiales reales relacionados con la narración de la obra, materiales de joyería como el polvo de oro o plata…

Si desea contratar este servicio para su evento o celebración, contacte con nosotros y le atenderemos en la mayor brevedad posible.

Creando arte para todos vosotros